Acerca de la Aduana


Reseña histórica
Misión
Metas
Objetivos
Estrategias
Estructura Organizativa
Funcionamiento


Misión:

La Dirección General de Aduanas es la autoridad competente en la aplicación de la legislación que regula el despacho aduanero, así como los sistemas, métodos y procedimientos a que deben sujetarse las aduanas. Entre otras cosas, la Aduana debe

intervenir en el estudio y formulación de los proyectos de aranceles, cuotas compensatorias y demás medidas de regulación y restricción del comercio exterior;
dar cumplimiento a los acuerdos y convenios que se celebren en materia aduanera;
realizar el seguimiento y control de la operatoria de comercio exterior de los distintos operadores que actúan en todo el país a través de las distintas Aduanas;
controlar que el ingreso y egreso de mercaderías, pasajeros y medios de transporte se realice de acuerdo a lo establecido en el Código Aduanero y el  MERCOSUR; 
procurar el cumplimiento de los derechos aduaneros y ejercer los mecanismos de control que prevean y eviten la comisión de delitos como el contrabando, tráfico de armas y de narcóticos. 



[ arriba ]




Objetivos:

procurar el cumplimiento de los derechos aduaneros y ejercer los mecanismos de control que prevean y eviten la comisión de delitos como el contrabando, tráfico de armas y de narcóticos.
Coordinar, realizar y supervisar las tareas inherentes a la investigación, selección, fiscalización y control de los operadores y/o responsables de todo el país, con el fin de efectuar el seguimiento de la operatoria individual de cada uno de ellos y de supervisar el grado de cumplimiento de sus obligaciones aduaneras
Controlar el ingreso y egreso de medios de transporte, mercadería y pasajeros.



[ arriba ]



Metas:

Son metas de la Dirección General de Aduanas:

Disminuir la comisión de delitos y procurar el cumplimiento voluntario de las obligaciones aduaneras por parte de los operadores y usuarios aduaneros
Modernizar el sistema aduanero, integrando los procesos que permiten fortalecer el servicio e introduciendo tecnología de punta.
Combatir el contrabando mediante la detección oportuna, la solución de irregularidades y la aplicación de controles más estrictos.
Transparentar y mejorar la imagen del servicio aduanero a través de la continua profesionalización del personal y la difusión de los procesos para ofrecer al usuario un servicio íntegro.



[ arriba ]



Estrategias:

La Dirección General de Aduanas se encuentra realizando un proceso de informatización a través del cual busca incrementar el cumplimiento voluntario de las obligaciones aduaneras con el fin de facilitar a sus usuarios los distintos trámites que se realizan en todo el país.
La informatización permite maximizar el seguimiento y control de las diferentes operatorias, tanto se trate de lo físico como de lo documental.



[ arriba ]



Funcionamiento:

La Dirección General de Aduanas depende de la Administración Federal de Ingresos Públicos y de esta Dirección General dependen cuatro Subdirecciones: Técnico Legal Aduanera, Control Aduanero, Operaciones Aduaneras Metropolitanas de la que depende la Aduana Buenos Aires y la Aduana Ezeiza; y Operaciones Aduaneras del Interior, de la que dependen todas las Direcciones Regionales Aduaneras.
Las Subdirecciones de Operaciones Aduaneras Metropolitanas y del Interior secundan al Director General de la Dirección General de Aduanas en todo lo relativo a la ejecución y coordinación de las acciones que en materia de aplicación, percepción y fiscalización de tributos aduaneros, de control del comercio exterior así como en el ejercicio del poder de Policía Aduanera, deban realizarse en la jurisdicción que el Administrador Federal de Ingresos Públicos disponga, en concordancia con las políticas, planes, programas y criterios dictados por el mismo con ajuste a las normas legales que regulan la materia de su competencia.
Por su parte, la Subdirección General Legal Técnico Aduanera secunda al Director General de la Dirección General de Aduanas en lo relativo a las cuestiones de naturaleza técnico legal aduanera surgidas de la aplicación, interpretación técnica, percepción y fiscalización de los tributos a cargo de la Dirección General de Aduanas y respecto de las actividades contenciosas aduaneras, en concordancia con las políticas, planes, programas y criterios dictados por el Administrador Federal de Ingresos Públicos.
La Subdirección General de Control Aduanero secunda al Director General de la Dirección General de Aduanas en lo relativo a la formulación de las políticas estratégicas de control aduanero, en la obtención y análisis de información para la definición de los perfiles de riesgo aduanero y en la coordinación de las actividades en las que la Dirección General de Aduanas deba articular su actuación con otros organismos en los aspectos técnico operativos de control aduanero, en concordancia con las políticas, planes, programas y criterios dictados por el Administrador Federal de Ingresos Públicos.



[ arriba ]



Estructura Organizativa:




[ arriba ]



Reseña Histórica de la Aduana Argentina

Orígenes

La Aduana Argentina es una de las instituciones más antiguas del país. Se constituyó como una organización varios años antes de que la Argentina misma se conformara como Nación, dado que su comienzo se remonta a los tiempos de la conquista y colonización Española.
Los historiadores consideran que el antecedente más antiguo de la actividad aduanera en tierras del Plata son las disposiciones contenidas en la Cédula Real que el Emperador Carlos V firmó el 19 de julio de 1534 en favor de Don Pedro de Mendoza, autorizándolo a emprender la conquista y "poblar las tierras y provincias que hay en el río de Solís que llaman de La Plata".
Dicha Cédula Real establecía la exención del pago de derechos del 7,5% (almojarifazgo) de todos aquellos bienes que llevaran consigo los colonos siempre y cuando fueran para su uso o consumo personal y no con fines comerciales, dado que, en este último caso, el Tesorero Don Rodrigo de Villalobos, que integraba la expedición de Mendoza, debía formular los cargos correspondientes.
El primer registro oficial que se conserva de una operación data del 1º de junio de 1586 y corresponde al ingreso de mercaderías introducidas por la nave "Nuestra Señora del Rosario", procedente de Santos, Brasil, propiedad de Don Alfonso Vera.
Por aquellos tiempos, Buenos Aires y la región pampeana eran un área marginal cuyos contactos comerciales con el exterior se daban a partir de dos grandes actividades: la exportación de navíos a Brasil (cuyos permisos especiales eran otorgados por las autoridades españolas) y el contrabando.
Durante este período el puerto de Buenos Aires se convirtió en un punto de ingreso -lícito e ilícito- de diversos productos así como de esclavos africanos. Esto motivó la temprana queja de los comerciantes limeños y el establecimiento en 1622 de una "Aduana seca" en la ciudad de Córdoba, trasladada a Jujuy en 1696, que gravaba con un 50% las mercaderías que se dirigían hacia el norte.
Esta situación de relativa marginalidad cambió en la segunda mitad del siglo XVIII a partir de las reformas Borbónicas. En 1776 se creó el Virreinato del Río de la Plata, del que Buenos Aires fue la capital. La creación del Virreinato fomentó las actividades mercantiles en Buenos Aires al permitírsele comerciar con las otras dependencias españolas.
Dos años más tarde, en 1778, la Corona sancionó el Reglamento de Libre Comercio, que eliminó el antiguo monopolio que ejercían otros puertos en su relación con la Península y autorizó a Buenos Aires, entre otros, a comerciar directamente con España. También se reforzó el control de estas actividades con la creación de la Real Aduana de Buenos Aires, organismo encargado de administrar el comercio exterior del Virreinato
Durante muchos años el desarrollo de la actividad aduanera estuvo ligado al lento crecimiento poblacional de la región del Plata que registraba una escasa actividad comercial y en consecuencia una reducida recaudación.



Revolución de Mayo

La Revolución de Mayo impulsó medidas tendientes a asegurar la libertad de comercio sin restricciones, lo que implicó reorganizar las instituciones administrativas y transformar a la Aduana en concordancia con el espíritu revolucionario de la época, que estaba imbuido del liberalismo filosófico y político vigente a comienzo del Siglo XIX.
Los primeros gobiernos patrios se fijaron como objetivos mejorar los servicios aduaneros, combatir el contrabando y aumentar la recaudación, tanto nacional como provincial, dado que existían aduanas interiores. Hacia 1812, las necesidades económicas abrieron el camino a la creación de nuevas aduanas. Así nacieron, por decreto, las aduanas de Mendoza y Corrientes.
Para los mismos años, cada Cabildo de Buenos Aires ejercía el control aduanero. Pero también tenían a su cargo el cobro de impuestos a los habitantes de la ciudad, como las alcabalas y las patentes para ejercer el comercio en la vía pública en vandolas o para circular en carro por la ciudad.
Para los mismos años, cada Cabildo de Buenos Aires ejercía el control aduanero. Pero también tenían a su cargo el cobro de impuestos a los habitantes de la ciudad, como las alcabalas y las patentes para ejercer el comercio en la vía pública en vandolas o para circular en carro por la ciudad. Desde 1826 se sucedieron diversos intentos para unificar las aduanas, pero todos fracasaron. Recién después de la caída de Juan Manuel de Rosas, en el Acuerdo de San Nicolás -firmado en 1852- se determinó que los impuestos de aduana a las importaciones y exportaciones, tendrían carácter nacional y que las mercaderías de origen extranjero podrían transitar libremente de una provincia a otra luego de ser nacionalizadas.


Herencia y consolidación

El origen del sistema de cobro de impuestos aduaneros en la Nación es una herencia del sistema de organización económico español, que se transmitió y adaptó a las necesidades de un nuevo país en formación y que logró consolidarse definitivamente cuando el organización política se afianzó a través de la Constitución y las normas legales que de ella derivan.
Por ser una entidad recaudadora y proveedora de recursos económicos, la Aduana ha tenido una enorme influencia y participación activa en el acontecer histórico de la Nación.


Distintas denominaciones del Organismo a través de los años

1877: Dirección General de Rentas
1931: Dirección General de Aduanas
1947: Administración General de Aduanas y Puertos
1949: Dirección Nacional de Aduanas
1963: Aduana de la Nación
1969: Administración Nacional de Aduanas
1997: Dirección General de Aduanas (*)


(*) En 1997, el Decreto 618 dispuso que la Administración Nacional de Aduana (ANA) pasara a ser la Dirección General de Aduanas, organismo integrante de la Administración Federal de Ingresos Públicos.


Bibliografía de consulta

Historia de la Aduana -Servicio de Documentación de la Escuela Aduanera - (Biblioteca de la ANA).
La Aduana: Su origen/Su evolución - Federico Gualberto Garrell - (Editorial I.A.R.A. 1967).
Ley de Aduana - Di Fiori -Di Fiori (Edit. Depalma)
Historia del País de los Argentinos- (Fermín Chavez - (Edit. Theoría)
De la Colonia a la Revolución - Rodolfo Puigrós -(Edit. Sudamericana).
El sueño de Troya - Heinrich A. Stoll -(Edit. Plaza y Janes)
El unitarismo argentino - Carlos S. A. Segreti- (A-Z Editora)
Blason de Plata - Ricardo Rojas - (Edit. Hyspamérica)
Buenos Aires y el País - Félix Luna (Edit. Sudamericana)
El Virreynato del Río de la Plata -Manfred Kossob- (Edit. La pleyade)
El país que se busca asimismo - Rubén F. Mayer (Edit. Claridad)
La historia de la ciudad de Buenos Aires - Rómulo Zabala y Enrique de Gandia-


Autoridades aduaneras a través de la historia

FUNCIONARIOS FECHA DE DESIGNACION
VICE ALTE. (RE) BENJAMIN MOTITAN COLMAN 08/66
CAPITAN DE NAVIO (RE) MARIO ANDRES DURRIEU 04/69
SR JOSE CALIXTO MOHR 06/73
DR. RAUL MARCELO MASOTTA 08/73
CR. JOSE ANDRES BALLOTTA 12/74
SR. NICOLAS LUIS NOVARO 01/75
COMISARIO (R) DR. DOMINGO LOIACONO 10/75
SR. ABEL CONSTANTINO MENENDEZ 03/76
CONTRA. ALTE. CR. HECTOR JULIAN DOMINGUEZ 03/76
CONTRA ALTE. JUAN CARLOS MARTINEZ 03/77
DR. MAURICIO EDUARDO BRAUN 01/83
SR. JORGE ALBERTO SPIRITO 09/83
SR. FRANCISCO CIPRIANO BARREIRO 12/83
CR. JUAN CARLOS DEL CONTE 10/84
LIC. ROLANDO PEPPI 11/88
COMISARIO GRAL. FRANCISCO ANGEL FORNS 07/89
BRIGADIER (RE) RODOLFO ECHEGOYEN 02/90
SR. FUAD, ELIAS 11/90
VICE. ALTE. (RE) JUAN CARLOS MARTINEZ 03/91
LIC. GUSTAVO ANDRES PARINO 07/92
LIC. WALTER PASCUAL DE FORTUNA 07/95
LIC. JUAN CARLOS TOMASETTI 08/96
DRA. MARIA ISABEL FANTELLI 12/96
CR. OSMAR DE VIRGILIO 10/97
EDUARDO JUAN CASSULLO 8/00
ING. CESAR ALBRISI    9/01
SR. MARIO DAS NEVES 1/02
LIC. JOSÉ ALBERTO SBATELLA 5/03
DR. RICARDO DANIEL ECHEGARAY 7/04
SILVINA TIRABASSI 3/08
MARÍA SIOMARA AYERÁN 07/10


[ arriba ]