Fiscalización Electrónica. Implementación.


Mediante la publicación de la Resolución General 3.416, AFIP implementa un nuevo procedimiento de control de cumplimiento de las obligaciones denominado “Fiscalización Electrónica”.

A continuación se detallan sus características principales:


Los contribuyentes alcanzados por una Fiscalización Electrónica serán notificados de su inicio en el domicilio fiscal denunciado. En caso de resultar negativa la notificación, se le realizará en un domicilio alternativo que sea de conocimiento por AFIP.
Como consecuencia de la notificación, el proceso quedará iniciado y se le otorgará un “Número de Fiscalización Electrónica” que lo identifica.
Una vez iniciado el proceso el contribuyente, dentro del plazo de 10 días hábiles (contados a partir del día siguiente de la notificación), deberá contestar el “Requerimiento Fiscal Electrónico” que se le formule, ingresando con Clave Fiscal al servicio “AFIP – Fiscalización Electrónica”. Asimismo podrá adjuntar en formato pdf la prueba documental que considere oportuno presentar.
Luego de contestar el requerimiento, el sistema emitirá un acuse de recibo.

Prórroga: la normativa establece que el contribuyente podrá solicitar por única vez la prórroga. Deberá solicitarlo antes del vencimiento, ingresando a través del servicio con Clave Fiscal denominado “AFIP – Fiscalización Electrónica”, opción “Solicitud de prórroga”. De resultar otorgada, AFIP lo comunicará a través del mismo servicio. La prórroga nunca superará los 10 días hábiles.


Otras consideraciones:

Cuando no se haya podido practicar la notificación de la Fiscalización Electrónica, se dispondrá la suspensión de la utilización de la CUIT del contribuyente, hasta tanto éste regularice su situación con relación al domicilio fiscal. Asimismo, se publicará en www.afip.gob.ar la nómina con los domicilios fiscales denunciados en los cuales no se hayan podido concretar notificaciones.
No obstante lo anterior, estos contribuyentes podrán utilizar su Clave Fiscal, a la que se le asignará nivel 1, para que puedan ingresar al servicio “AFIP – Fiscalización Electrónica – Domicilios no consistidos” e informar un “Domicilio Autodeclarado” a fin de que allí le realicen las notificaciones pertinentes. Una vez que se practiquen las mismas, se rehabilitará la CUIT.
En caso de que no informe un domicilio autodeclarado, se dispondrá de forma inmediata la fiscalización presencial.
El incumplimiento del Requerimiento Fiscal Electrónico, hará pasible al contribuyente de multas y sanciones.




Vigencia
: las disposiciones de la presente entran en vigencia a partir del 21 de diciembre de 2012.


Puede acceder al texto completo de la norma ingresando a la Biblioteca Electrónica.